Corte salvadoreña absuelve a mujer encarcelada injustamente

(COMUNICADO DE PRENSA) Una mujer salvadoreña injustamente encarcelada luego de sufrir una emergencia obstétrica ha sido liberada, de acuerdo a una orden del Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador el día de hoy.

Pagando tres años de una sentencia de 40, María Teresa sufre serias complicaciones de salud por una infección renal, la cual desarrolló antes de su emergencia obstétrica y que no fue tratada. En su decisión, la corte determinó absolverla y anular su condena.

Por más de 16 años, El Salvador ha criminalizado de manera absoluta el aborto – inclusive en casos en los que el procedimiento es necesario para salvaguardar la vida de la mujer – imponiendo penas desproporcionadas a las mujeres y a los médicos. La prohibición absoluta ha resultado en el encarcelamiento injusto de un sinnúmero de mujeres que han sufrido complicaciones en el embarazo, que luego son juzgadas por el delito de homicidio.

Nancy Northup, Presidenta y Directora Ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos afirmó:

 “La liberación de Maria Teresa es una victoria y simboliza esperanza para las mujeres que han sufrido bajo las leyes injustas de El Salvador.

“Las mujeres no deben nunca enfrentar persecución criminal cuando sufren complicaciones obstétricas.  María Teresa fue tratada como una criminal por mucho tiempo y negada de su dignidad, libertad y derechos.

“El Salvador debe ser responsable por las graves violaciones a los derechos humanos padecidos por cada mujer Salvadoreña que ha sido injustamente encarcelada bajo ésta innecesaria y devastadora ley.”

En noviembre de 2011, sin ni siquiera saber que estaba embarazada, María Teresa entró en un parto prematuro, experimentando una fuerte hemorragia, dando a luz en un inodoro. Su familia la llevo a urgencias y en el hospital, los médicos que la atendieron le informaron a la policía que sospechaban que ella había inducido un aborto

A pesar de las inconsistencias y la falta de pruebas de que Teresa realizó un acto intencional que llevara al aborto espontáneo, fue declarada culpable de homicidio agravado y condenada a 40 años de prisión en Junio 5, 2012.  Aunque el Procurador de Derechos Humanos de El Salvador recientemente dijo que los derechos de María Teresa fueron violados durante el juicio, ella estuvo en prisión hasta la decisión del día de hoy.

Antes de su emergencia obstétrica, ella recibió tratamiento médico para su infección renal y una infección de oído.  Sin embargo, ella aún enfrenta problemas renales que solamente empeoraron desde su arresto en Noviembre del 2011.  A pesar de las múltiples solicitudes para atención médica, el centro Penitenciario de Ilopango se rehúso a proveer a María Teresa de los cuidados médicos que necesitaba mientras estuvo en prisión.

En diciembre de 2014, la coalición de ONGs liderada por la Agrupación Ciudadana y el Centro de Derechos Reproductivos, lanzó la campaña de las “Las 17” para hacer un llamado para la liberación de “Guadalupe” y otras 16 mujeres salvadoreñas que sufrieron emergencias obstétricas, y fueron juzgadas por aborto y sentenciadas por homicidio. “Mirna” una de las “Las 17”, fue liberada en Diciembre después de haber estado en prisión. En Febrero, Guadalupe fue exitosamente liberada e indultada luego de pagar siete años en prisión.  El resto de las 14 mujeres siguen pagando penas entre 30 y 40 años.

El Centro junto con la Agrupación Ciudadana presentó el caso en Diciembre del 2015 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos-el principal cuerpo de derechos humanos en las Américas-  en nombre de nueve mujeres que tuvieron emergencias obstétricas y ahora están encarceladas debido a la prohibición total del aborto. La petición argumenta que las mujeres sufrieron múltiples violaciones a las garantías judiciales y al debido proceso, incluyendo la no lectura por parte de la policía de sus derechos durante las interrogaciones y la negación del derecho que les asistía de apelar los casos de detención injusta.  La petición también demuestra que el Estado vulneró sus derechos a la integridad personal, a la salud, a la vida privada y familiar, a vivir libres de violencia de género, a la igualdad ante la ley y la no discriminación, entre otros.  

“El Centro de Derechos Reproductivos continuará informando sobre las violaciones de derechos humanos enfrentadas por Las 17 y las mujeres en todo el país, y no olvidemos que aún quedan 14 mujeres privadas de libertad” afirmó Catalina Martinez Coral, directora regional para Latinoamérica y el Caribe del Centro. “Junto a nuestros socios locales y globales, seguiremos trabajando para obtener la liberación de todas las mujeres encarceladas injustamente y no descansaremos hasta que El Salvador reforme sus leyes para respectar, proteger, y cumpla con los derechos de las mujeres a la vida y a la salud.”

El Centro de Derechos Reproductivos ha trabajado durante más de 12 años para exponer las consecuencias de la prohibición absoluta del aborto en la vida de las mujeres en El Salvador. El Centro y la Agrupación Ciudadana, prepararon el informe Excluidas, Perseguidas, Encarceladas: El Impacto de la Criminalización Absoluta del Aborto en El Salvador, el cual documenta las consecuencias en los derechos humanos de la prohibición del aborto, e incluye las historias de cinco mujeres que fueron injustamente procesados por cometer abortos ilegales después de sufrir emergencias obstétricas. El informe analiza cómo los sistemas de salud, judicial y penitenciario de El Salvador no garantizan los derechos humanos de las mujeres.