Make a gift today

El Tribunal Constitucional de República Dominicana sostuvo audiencia para conocer de las acciones de inconstitucionalidad en contra de la despenalización del aborto

A pesar de los progresos realizados por la República Dominicana el año pasado para la despenalización del aborto en ciertas circunstancias, el Tribunal Constitucional celebró el lunes 20 de abril una audiencia para conocer sobre tres recursos de inconstitucionalidad que buscan impugnar la reforma al Código Penal. El máximo Tribunal Dominicano declaró en estado de fallo los tres recursos, lo cual abre el proceso a la fase de deliberación.

De acuerdo a lo publicado el 21 de abril de 2015 en la página web del Tribunal Constitucional, la participación con amicus curiae e intervenciones voluntarias deberán presentarse en los próximos 15 días calendario. El Reglamento del Tribunal establece que una vez iniciada la deliberación, se debe dictar sentencia dentro de un plazo máximo de 4 meses.  

En diciembre 2014, el Presidente Danilo Medina promulgó la reforma del Código Penal (Ley 550-14) que permite el aborto cuando corre peligro la vida de la madre, en caso de violación e incesto y cuando hay malformaciones del feto incompatibles con la vida clínicamente comprobable, siendo este un gran avance para garantizar el acceso al aborto legal y seguro en el país.

Aunque el Tribunal Constitucional ha actuado con una celeridad extrema en el desarrollo de este proceso, generando incertidumbre jurídica para todas las partes interesadas,  el Centro de Derechos Reproductivos, La Colectiva Mujer y Salud, y otras organizaciones asociadas presentaron Amici que contienen argumentos a favor de la despenalización del aborto con la finalidad de que sean considerados por dicho Tribunal.  

Mónica Arango, Directora Regional para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos afirmó:
“El Tribunal Constitucional de la República Dominicana debe mantener el avance significativo realizado por el Presidente Medina hacia el respeto y la protección de los derechos fundamentales que tienen las mujeres para acceder a los servicios de salud reproductiva, incluyendo el acceso legal y seguro al aborto. Las organizaciones de derechos humanos y de derechos reproductivos deben continuar la lucha para que se mantenga la reforma del Código Penal que despenaliza el aborto a favor de las innumerables mujeres que necesitan servicios esenciales de salud reproductiva”.   

La República Dominicana es actualmente uno de seis países en Latinoamérica que prohíbe de manera absoluta el aborto sin ningún tipo de excepción, lo que ha llevado a que más de 90.000 mujeres se expongan a abortos inseguros y clandestinos en el país cada año.Solamente cinco países en la región -Chile, El Salvador, Surinam, Honduras and Nicaragua- prohíben totalmente el aborto.

Durante el período legislativo actual, que inició el 27 de febrero de este año 2015, la Cámara de Diputados del Congreso debe redactar el proyecto de ley que regulará el aborto en los casos de violación, incesto y cuando hay malformaciones del feto incompatibles con la vida extrauterina.

Conforme a un reciente informe del Centro, 35 países han reformado su legislación para expandir el acceso a servicios de abortos seguros y legales en los últimos 20 años – una tendencia que ha marcado un gran progreso para los derechos de las mujeres, reduciendo de manera significativa las tasas de mortalidad materna debido a abortos inseguros. El informe fue publicado en conjunto con el Mapa sobre Leyes de Aborto en el Mundo, uno de los recursos interactivos más completos en materia de leyes sobre aborto en el mundo.