Make a gift today

Fiscal General de Colombia retira acusación contra actriz Carolina Sabino acusada por practicarse un presunto aborto ilegal

(COMUNICADO DE PRENSA) Después de que la Fiscalía General de la Nación acusó a la actriz Carolina Sabino de practicarse un aborto presuntamente ilegal y anunció que presentaría cargos penales, el Fiscal General Eduardo Montealegre suspendió la imputación de los cargos ayer, citando errores cometidos por sus subordinados.

La Fiscalía General de la Nación obtuvo audios, a través de escuchas telefónicas inadmisibles, que supuestamente revelaron que la señora Sabino se practicó un aborto en julio de 2014. En su declaración pública, el Fiscal General Montealegre reconoció que uno de sus empleados sobrepasó los límites de sus funciones para anunciar ante los medios que imputaría cargos penales a la señora Sabino. El Fiscal General también anunció planes de presentar un proyecto de ley destinado a destrabar el acceso a servicios de aborto legal.

La interrupción de un embarazo es legal en Colombia en casos de violación e incesto, cuando un feto presenta malformaciones severas y cuando la salud o la vida de la mujer está en riesgo. Con respecto a esta última causal, la Corte Constitucional afirmó en el 2006 que una mujer puede interrumpir un embarazo que ponga en riesgo su salud mental sin violar la ley.

Catalina Martínez Coral, Directora Regional Interina para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos, señaló:

“Las mujeres en Colombia deben poder acceder a un aborto legal sin miedo a ser judicializadas.

“Este último caso es otro ejemplo más de los ataques constantes contra los derechos reproductivos de las mujeres.

“La rectificación por parte del Fiscal General Eduardo Montealegre no repara las violaciones de los derechos al debido proceso, a la intimidad y a la privacidad que Carolina Sabino y muchas otras mujeres han enfrentado. Es hora de que el Fiscal General y el Estado colombiano respeten los derechos fundamentales de las mujeres, incluyendo sus derechos constitucionales a servicios de aborto seguros.”